viernes, 22 de marzo de 2013

MÓDULO 3: DESAFÍOS DE LA EDUCACIÓN SUPERIOR


En Panamá, es de vital importancia comprender cuáles son los desafíos de la Educación Superior y cómo superarlos, si deseamos salir de la etapa de país en vías de desarrollo, clasificación en la cual nos encontramos.

Como ciudadanos que amamos a nuestra patria, debemos procurar prepararnos profesionalmente, a través del estudio a nivel universitario, basado en valores democráticos y entender que la Universidad, tanto pública como privada, es el lugar indicado para el desarrollo de nuestra reflexión crítica, la formación de profesionales conscientes de sus responsabilidades como estudiantes, hijos, padres de familia y trabajadores que luchan diariamente por el sostenimiento de sus hogares y sobrevivir en el mundo globalizado, en el cual nos encontramos actualmente.

Las Universidades deben jugar un papel de trascendental importancia en el desarrollo de valores éticos y morales y  en la solución de los grandes problemas económicos, políticos y sociales que observamos diariamente en nuestro país.  Las Universidades no deben ser islas consideradas como centros del saber donde se desarrollan las bases del aprendizaje adulto: aprender a conocer, aprender a ser y aprende a hacer.  Como centros independientes del conocimiento las Universidades no pueden ignorar estos problemas. Por tanto, las mismas, deben convertirse en los centros de investigación de estos problemas, a través del estudio analítico y reflexivo, por parte de los que formamos parte de la vida universitaria, para buscarle una solución a los mismos.

La educación superior a través de las Universidades públicas y privadas deben cumplir simultáneamente con las metas de equidad, pertinencia y calidad, las cuales están estrechamente relacionadas, según se estableció en la Segunda Conferencia Mundial, celebrada en París, Francia, en julio 2009.

La Pertinencia está relacionada con la Misión y Visión de las Universidades, es decir, con su ser y deber ser lo que las obliga a no ignorar los objetivos y necesidades sociales.

La Calidad universitaria se mide a través del cumplimiento de la Misión establecida por las Universidades al momento de su fundación y la misma debe evaluarse tomando en consideración la calidad de los docentes y de los estudiantes.

Se reconoce que hay una relación estrecha entre equidad, pertinencia y calidad de la educación superior.

En el período histórico actual, el papel de la Universidad en la sociedad local e internacional ha ido evolucionando, como respuesta a los rápidos y continuos avances tecnológicos, específicamente, con las nuevas Tecnologías de Información y Comunicación (TIC´s) y el surgimiento de las redes cibernéticas de carácter académico y de cooperación que invitan a participar activamente en el mundo universitario internacional y regional de manera integral para crear una comunidad universitaria mundial.  Esta integración contribuirá a reducir las diferencias existentes entre los países desarrollados y los que se encuentran en vías de desarrollo, conocidos también como países emergentes.

Otro aspecto importante derivado de la globalización y apertura de los mercados mundiales es la Internacionalización de la Educación Superior que contribuye a un mayor entendimiento entre las culturas y las naciones, logrando la solidaridad entre los seres humanos y el respeto a las diferentes culturas globales.

Otro fenómeno importante en la Educación Superior actual es la transnacionalización, a través de las cuales las Empresas Educativas Transnacionales, procedentes de países desarrollados participan de manera activa en el establecimiento y fundación de centros universitarios en nuestros países, prevaleciendo los intereses de estas Empresas.

En nuestro mundo globalizado existe una fuerte tendencia en la educación superior, especialmente en los países que integran la Unión Europea,  que consiste en la revisión del proceso enseñanza-aprendizaje, haciendo más énfasis en el aprendizaje, dándole mayor relevancia al papel del estudiante y menor valor a la enseñanza, considerado al profesor como un facilitador de dicho proceso. Se le da mayor importancia  a las exigencias de la sociedad y al desarrollo de habilidades, destrezas y menor énfasis en la adquisición de conocimientos.  Estos países han adoptado estos paradigmas.

Esta tendencia es el resultado de la adopción de los enfoques constructivistas, lo que ha dado como resultado el diseño de nuevos Modelos Educativos y Académicos, destacándose la importancia de la pedagogía universitaria y promoviendo el aprendizaje por comprensión.

“ Al superarse los enfoques conductistas del aprendizaje para dar paso a los constructivistas, el aprendizaje dejó de ser un simple cambio conductual, una modificación de la conducta ocasionada por estímulos internos y externos, y pasó a ser la posibilidad de la autoconstrucción por el aprendiz de un nuevo conocimiento significativo”.  La Universidad de nuestros días sigue esta tendencia que ha tenido una gran acogida a nivel de los estudiantes, porque las enseñanzas del facilitador deben interactuar, de manera efectiva, con lo que los estudiantes ya saben o conocen.

Ante estas nuevas tendencias, el Docente Universitario debe convertirse en un investigador del conocimiento y tener la actitud y aptitud positivas de transmitir sus propios conocimientos de la disciplina que enseña a sus estudiantes y lograr el aprendizaje esperado por parte de los mismos.

Las Universidades deben diseñar un Modelo Educativo basado en la historia, valores éticos y morales, Visión, Misión, objetivos generales y oenbjetivos específicos de las mismas.  Además, debe existir un Modelo Académico, relacionado con la organización académica y el diseño curricular de la Universidad.  Ambos Modelos son importantes para que las Universidades puedan lograr una comunicación permanente e integral con toda su estructura académica..

La educación superior actual debe estar más abierta a los diferentes sectores de nuestra sociedad, siendo necesario un cambio en los métodos de enseñanza, currículos y de los sistemas de evaluación para que dicha educación sea más accesible.

En el período actual se ha dado una gran importancia a las relaciones existentes entre las diferentes disciplinas, como una nueva etapa del desarrollo del conocimiento científico.

Otro de los grandes desafíos de la Educación superior, en nuestros días es el Currículo, considerado como un componente cualitativo importante del proceso enseñanza-aprendizaje, el cual ha tenido que ser rediseñado para adaptarlo a las nuevas realidades de nuestro sistema educativo.  Los currículos rígidos a currículos flexibles que toman en consideración las necesidades y características de los estudiantes.

Finalmente, la Universidad del futuro enfrenta grandes retos, tanto a nivel local como a nivel internacional, siendo necesario hacer grandes cambios estructurales a nivel académico y administrativo para cumplir las nuevas tendencias de la educación superior, en un mundo globalizado, altamente competitivo y donde la rentabilidad de las Empresas es cada vez más influenciada por el deseo de los inversionistas de incrementar anualmente las utilidades o ganancias de las Empresas en las cuales han realizado inversiones.

La Universidad del Futuro debe ser proactiva, dinámica y estar más cerca de la sociedad a la cual sirve tratando de buscar solucione a los grandes problemas que enfrenta nuestro país a nivel económico, político, social y cultural.

 

BIBLIOGRAFIA

 

Profesora Hermana Mariela Calderón Macías: Módulo N° 3. Desafíos de la Educación Superior.  Universidad Latina, Marzo 2013.

1 comentario:

  1. Hola.

    Digno espacio de un amante de las letras y las leyes...invita a brindar una opinión crítica, pero sustentada en preceptos objetivos y basados en evidencias.

    (Nos atreveremos a entrar en debate luego...)

    Saludos...Nilda Santamaría y Yasser Medina Santamaría

    ResponderEliminar